Tu Espacio y Tú

por Tatty Montanari

Cuántos de nosotros no tuvimos aquel amigo de la primaria con el que pasábamos tanto tiempo en su casa, que también ya se sentía como nuestra. Sabíamos en dónde estaban las botanas, ya no usábamos el baño de invitados y el perro nos movía la cola como a cualquier miembro de la familia. Y nos encantaba sentirnos “en casa”.

Esta sensación es probablemente una de las más fascinantes del mundo, pero ¿cómo podemos sentirnos así en cualquier espacio?

Hay muchos factores que intervienen para sentirnos así, pero hablemos de uno de los temas claves: la decoración.

La decoración es importante tanto como la manera de vestir a la hora de definirnos.

A través de ella expresamos nuestros gustos, nuestras creencias y hasta nuestros principios. Sin embargo, muchas veces no le damos la importancia que tiene y es por esto que a veces entramos a un lugar y nos sentimos incómodos, o por el contrario, vamos a un lugar por primera vez y nos sentimos totalmente relajados.


Básicamente la decoración hace que nuestros ojos manden un estimulo agradable a nuestro sistema nervioso. Este hecho ayuda a que todas nuestras actividades en ese lugar sean o no placenteras: Comer, platicar, y hasta barrer toman una experiencia diferente.


Puedes ir al cubículo Godinez que más te agrade, de ambiente estricto o no, y lo que puedes notar es que todos intentamos darle un toque personal a nuestro espacio de trabajo. Una taza, un portaretratos, una plantita o algo que nos conecte con nuestra esencia y nos facilite las largas horas que pasaremos allí.


Cuando nos mudamos a una nueva casa, nos preocupamos de tener refri, lavadora, cama y por supuesto una foto, un cuadro o unas flores.

A este pequeño detalle que impregna tu personalidad se le llama bibelot.

Y aquí te compartimos 5 tips para encontrar el bibelot ideal para tu espacio:

  1. En mucho metal, pon una planta. Si tu espacio es estéticamente muy frío o tiene verde nos da tranquilidad y la planta en si nos recuerda la vida y el calor de la misma.
  2. Pon objetos de uso con símbolos o imágenes que te agraden. No hay como tomarte un té en tu taza favorita o llevar tus notas en una libreta bonita.
  3. Aplica un poco de contraste. Por ejemplo: si tu espacio tiene colores suaves, pon un vinil con un color fuerte en un fondo negro y enmarcalo.
  4. Aromatiza. No solo estimulamos nuestro sistema con la vista, así que una vela aromática o un incienso en el lindo portainciensos es un excelente bibelot.
  5. Las artesanías, con sus colores y formas, pueden darle un toque alegre a ese lugar aburrido. Por ejemplo, un mandala tejido o pintado, puede ser el detalle perfecto para cualquier espacio.


Es por esto que los expositores del #BuenaVibraFest traen para ti todo tipo de decoraciones holísticas para volver único tu espacio. Viniles, plantas, velas, cuadros, tazas, artesanías, mandalas aplicados y mucho más.



#DecoraciónHolistica #BuenaVibraFest