5 FORMAS PARA LIMPIAR TU CUARZO

Si ha llegado un nuevo cuarzo a tu vida y te preocupa que pueda tener energía residual de su camino hasta ti, puedes hacerle una limpieza.

Aquí 5 formas para limpiar tu cuarzo:


  • Sal de Grano 
  • Esta es probablemente la forma más común de limpiarlos. Pon en un frasco o bowl de vidrio transparente una cama de sal de grano y encima tu cuarzo. Dejalo una noche a la luz de la luna.

  • Agua 
  • Este método ha perdido popularidad ya que algunas piedras no responden bien al agua. Así que lo primero es averiguar si ese cuarzo puede o no, ser sumergido en agua. En caso de que no, puedes ponerlo junto a un vaso de agua y dejarlo una noche ahí.

  • Humo 
  • Con el humo de un incienso, sahumerio o palo santo, rodea tu cuarzo en el sentido de las aguas del reloj. Sahumar tus objetos sagrados es una forma rápida y eficaz para limpiarlos.

  • Fuego 
  • Al igual que con el agua no todas las piedras aceptan ser sometidas al fuego sin consecuencias permanentes, pero puedes dejar tu cuarzo en presencia de una vela para limpiarlo.

  • Sonido 
  • Rodea tu cuarzo con el sonido de una campana, cuenco, diapasón o incluso un cascabel para limpiarlo con un sonido armónico.


    Conclusión

    Si quieres, puedes hacer todo un ritual de limpieza para que tu cuarzo quede reprogramado a cero: empieza por el humo, sigue con el sonido, y dejalo una noche en la sal de grano en presencia del agua, la vela y un incienso.


    Disfruta el proceso y enfócate en las acciones que harás junto con tus cuarzos para lograr tus objetivos.